LAS BIRKENSTOCK

Ya han tomado la calle, pero la gran pregunta es: ¿Nos gustan las Birkenstock? ¿O se trata de una de esas tendencias de las que nos avergonzaremos a la vuelta de diez años? Sea como sea, es un hecho que estas sandalias alemanas, que antaño fueran fetiche de turistas incansables, se han convertido en el nuevo objeto de deseo de celebrities y bloggers. ¿Dónde reside el secreto de su éxito?

Sin duda no deja de resultar curioso que unas sandalias como las Birkenstock, que nacieron para defender la comodidad por encima de modas y tendencias, sean elevadas ahora a ese extraño y taciturno altar de lo ‘it‘. Sin embargo, en una época rendida ante el ‘normcore‘ -sí, esa corriente que destierra cualquier complicación y que vuelve a convertir en cool aquellas camisetas de Fruit of the Loom que olvidaste en un cajón, para combinarlas con los vaqueros de tu madre, una sudadera gris y esas sneakers blancas por las que habrías matado de pequeña, y que te dejaron de gustar durante el arranque del siglo XXI-, están llamadas a ser las estrellas del verano. ¿No te lo crees? Pues las celebrities y las protagonistas del mejor street style ya se han rendido ante ellas.

Pero, ¿qué eran las Birkenstock hace unos años? Pues ni más ni menos que el elemento clave del uniforme del ‘guiri’, ésas mismas que a veces lucían con calcetines blancos y eran objeto de mofa, resulta que ahora son la debilidad de Alexa Chung, Leandra Medine o Ashley Olsen entre otras -aunque ojo, no es la primera vez que la moda las venera-. ¿Cuándo hemos sufrido esta metamorfosis? La fiebre por las sneakers fue el primer paso. Sí, se abría ante nosotras una nueva perspectiva, porque desde hace un par de años, llevar deportivas con vestidos, o con trajes en la oficina, está permitido, e incluso recomendado. ¿Por qué este cambio? Una palabra: comodidad, la clave de su triunfo. Algo que nos llama la atención, y más aún cuando la moda es señalada continuamente con el dedo por convertir a la mujer en una eterna sufridora.
Parece que el reinado de los tacones se diluye, y las esclavas de la moda no están dispuestas a seguir padeciendo dolor. Balenciaga Carven, Marni , entre otros se han apuntado a esta arriesgada y chocante apuesta, versionando las Birkenstock en todas sus declinaciones. Pero, si hablamos de las originales, los modelos que triunfan son el Arizona en color negro o blanco, y las Lariza y las Gizeh, con forma de ‘T’. “Vestidos bonitos con zapatos feos”, éste es el nuevo mantra de la moda; suena absurdo y descabellado, sin embargo, el reto de hacer que las Birkenstock luzcan cool, es divertido.

Pero, ¿nos gustan? Esta es la pregunta del millón. A priori, la respuesta es no. Sin embargo lo que ha conseguido la moda es descontextualizar esta pieza y traerla a un nuevo escenario donde, combinada de la manera adecuada, puede convertirse en un accesorio llamado a conquistar a hipsters y demás especies modernas. Quizá sea la nostalgia lo que nos hace añorar todas estas prendas que, durante una época, fueron parte del paisaje urbano de nuestras vidas.

Y tú, ¿te apuntas?

o9fjaf

Fuente: EnFemenino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s